A los niños y niñas de corta edad les gusta meterse cosas en la boca. Es importante mantener los objetos pequeños como las monedas, los frutos secos y los botones, fuera de su alcance para evitar que se atoren. Los alimentos de los niños niñas deberían cortarse en trozos pequeños que puedan masticar y tragar bien.

Los padres u otros cuidadores deberían:

  • Mantener las zonas de juego y descanso libres de objetos pequeños.
  • Examinar bien los juguetes nuevos antes de que los niños y niñas comiencen a jugar con ellos.
  • No darle nunca a un niño o niña pequeño alimentos con los que pueda atragantarse.
  • Supervisar siempre a los niños y niñas pequeños durante las comidas, y cortar o romper sus alimentos en trozos pequeños que sean fáciles de masticar o digerir.

La tos, las arcadas, la respiración fuerte y ruidosa, o la incapacidad para producir cualquier tipo de sonido indican dificultades respiratorias y posible atragantamiento. Los padres y otros cuidadores deberían sospechar que un niño o niña se está́ ahogando si de pronto tiene dificultades para respirar, aunque nadie le haya visto meterse nada en la boca.

Si desea orientación sobre primeros auxilios en caso de atragantamiento, consulte el final de este capítulo.