Los cuchillos, tijeras, objetos afilados o con punta, y los vidrios rotos pueden ocasionar lesiones graves. Estos objetos deberán mantenerse fuera del alcance de los niños y niñas. Las bolsas de plástico, que pueden ocasionar asfixia, deben mantenerse lejos de los niños y niñas de corta edad.

Los cristales rotos pueden ocasionar cortes graves, hemorragias y heridas infectadas. Los objetos de metal afilados, las herramientas y las latas oxidadas pueden causar heridas que podrían infectarse gravemente.

Estas son algunas de las medidas que las familias pueden adoptar para reducir el riesgo de que un niño o niña se lesione con vidrios u objetos afilados:

  • Mantener las botellas de vidrio fuera del alcance de los niños y niñas, y mantener el hogar y las zonas de juego libres de vidrios rotos y basura.
  • Guardar los cuchillos, cuchillas y tijeras en cajones o armarios cerrados con llave.
  • Desechar de forma segura toda la basura del hogar, en especial las botellas rotas y las latas viejas.

Puede evitarse que ocurran otras lesiones en el entorno del hogar educando a los niños y niñas acerca del peligro de lanzar piedras y otros objetos afilados y de jugar con cuchillos y tijeras.

Si desea orientación sobre primeros auxilios en el caso de cortes y heridas, consulte el final de este capítulo.