Las quemaduras pueden evitarse manteniendo a los niños alejados del fuego, los fogones de la cocina, los líquidos y alimentos calientes y los cables de electricidad expuestos.

Las quemaduras se cuentan entre las causas más comunes de lesiones graves entre los niños y niñas de corta edad. Las quemaduras a menudo pueden producir cicatrices permanentes, algunas de ellas mortales. En la mayoría de los casos se pueden evitar.

Uno de los tipos de quemaduras más habituales son las ocasionadas por el contacto directo con fuego o llamas o con superficies calientes. Para evitar este tipo de quemaduras:

  • Mantenga a los niños y niñas de corta edad alejados de fogones, fósforos, lámparas de parafina, velas y líquidos inflamables como la parafina y el queroseno.
  • Coloque los fogones en una superficie plana y elevada, fuera del alcance de los niños y niñas.
  • Cuando se emplee una hoguera para cocinar, préndala en un montículo elevado de arcilla, no directamente en el suelo.
  • No deje a los niños y niñas pequeños solos cerca de los fogones, vigilando el fuego o cocinando.
  • Mantenga a los niños y niñas alejados de los calentadores, las planchas y otros aparatos calientes.
  • No deje nunca a un niño o niña solo en una habitación en la que haya una vela o un fuego ardiendo.

Otra causa importante de quemaduras son las ocasionadas por líquidos o alimentos calientes. Para evitarlas:

  • Retire las asas de todas las cazuelas de cocina del alcance de los niños y niñas.
  • Mantenga los alimentos y líquidos calientes en un lugar seguro...
  • No permita que los niños y niñas abran solos los grifos de agua caliente de la bandera o la ducha.
  • Mantenga la temperatura de los calentadores de agua por debajo de una temperatura media a fin de evitar que los niños y niñas se quemen si abren los grifos de agua caliente.
  • No sostenga nunca a un niño o niña en brazos a la vez que toma bebidas o alimentos calientes.

Los niños y niñas pueden sufrir convulsiones o quemaduras graves por contacto con la electricidad. Para evitar las convulsiones o quemaduras:

  • Ensene a los niños y niñas a que no introduzcan nunca los dedos u otros objetos en los enchufes eléctricos.
  • Cubra los enchufes con el fin de evitar que puedan tocarlos.
  • Mantenga los cables de electricidad fuera del alcance de los niños y niñas.
  • Cubra con cinta aislante los cables eléctricos descubiertos, que son particularmente peligrosos.

Si desea orientación sobre primeros auxilios en el caso de quemaduras, consulte el final de este capítulo.