Los alimentos, los utensilios y las superficies de preparación deberían mantenerse limpios y alejados de los animales. Los alimentos deberán guardarse en recipientes tapados.

Los gérmenes presentes en los alimentos pueden ingerirse y causar enfermedades. Para proteger los alimentos contra los gérmenes:

  • Mantenga limpias las superficies de preparación de alimentos.
  • Mantenga los cuchillos, utensilios de cocina, cazuelas y platos limpios y tapados.
  • Lave bien, todos los días, los trapos empleados para limpiar los platos y déjelos secar al sol.
  • Guarde los alimentos en recipientes limpios y tapados a fin de protegerlos de insectos y animales.
  • No emplee teteros ni chupos, dado que pueden contener gérmenes que causan diarrea. Amamante a los niños y niñas o aliménteles empleando para ello una taza limpia y de boca ancha. Si empleara teteros o chupos, límpielos con agua hirviendo después de cada uso.